“Regreso a Ítaca” es su película más impúdica según Laurent Cantet

“Regreso a Ítaca” es su película más impúdica según Laurent Cantet

laurent cantetComo un film impúdico fue catalogada la obra Regreso a Ítaca, en palabras del realizador francés Laurent Cantet, quien anteriormente fue galardonado con una Palma de Oro en el festival de Cannes (2008), gracias a su producción de La clase.

La mencionada película será presentada en España, sin embargo, señala Cantet que se siente aprisionado a la Habana, desde hace quince años –según afirma-. Prosigue diciendo que durante su trayectoria ha conocido a bastantes personas, de las cuales ha aprendido muchas cosas

Además manifiesta que cuando tiene la oportunidad de viajar a Cuba, percibe un sentimiento muy profundo. Luego añade que “la necesidad histórica: estamos frente a gente que vive en una mitología revolucionaria, que está dentro de la historia, que son historia. Enfrentar esa mitología a la realidad es algo apasionante para mí, como europeo y por lo comprometido políticamente que soy”.

Incluso señala que se da cuenta de una emotividad tangible en los espectadores luego que ven la película. Y aunque no sean de Cuba y desconozcan la realidad cubana, prosigue afirmando que esta ha sido una de sus películas más impúdicas.

El film está inspirado en La novela de mi vida, perteneciente a Leonardo Padura, quien también está encargado de la cinta como guionista. Cabe señalar que la realización de las escenas de acción acontecen en una azotea de un edificio de La Habana. Ocasión en que cinco viejos amigos, quienes son unos veteranos realizan una celebración con motivo del retorno de uno de ellos, quien es Amadeo, el cual vuelve a reunirse con sus amigos luego 17 años.

De otro lado, el director de Recursos humanos y Foxfire, continúa según su estilo relatando historias de grupos. Cabe resaltar que en esta oportunidad se contó con la participación de Jorge Perugorria, Isabel Santos, Fernando Hechevarría, Néstor Jiménez y Pedro Julio Díaz Ferrán, quienes son los artífices que gozan de un reconocimiento en Cuba. De los cuales, Cannet pudo apreciar su completa disposición a la producción cinematográfica, así como la voluntad de realizar el film.

También manifiesta Cannet que en un principio la filmación iba a ser un corto, sin embargo, los mismos actores no estaban de acuerdo, en que la historia de bastante tiempo fuera realizada en quince minutos.

Además añade que Padura tuvo un rol determinante en la producción del film, ya que tuvo el tino a pedido de muchos, que estuvieran en escena personajes de la literatura, como Aldo, quien es un alter ego de El flaco, quien es amigo de Mario Conde. E incluso su madre, quien pone el toque filosófico y no tiene reparos en servirles algún aperitivo a los amigos de su hijo.

“Es el universo de Padura lo que está ahí, es La Habana, y habla de una generación perdida“, resume el francés.

Sin Comentarios

Deja tu comentario