Tags Posts taggeados en "Acción"

Acción

laurent cantetComo un film impúdico fue catalogada la obra Regreso a Ítaca, en palabras del realizador francés Laurent Cantet, quien anteriormente fue galardonado con una Palma de Oro en el festival de Cannes (2008), gracias a su producción de La clase.

La mencionada película será presentada en España, sin embargo, señala Cantet que se siente aprisionado a la Habana, desde hace quince años –según afirma-. Prosigue diciendo que durante su trayectoria ha conocido a bastantes personas, de las cuales ha aprendido muchas cosas

Además manifiesta que cuando tiene la oportunidad de viajar a Cuba, percibe un sentimiento muy profundo. Luego añade que “la necesidad histórica: estamos frente a gente que vive en una mitología revolucionaria, que está dentro de la historia, que son historia. Enfrentar esa mitología a la realidad es algo apasionante para mí, como europeo y por lo comprometido políticamente que soy”.

Incluso señala que se da cuenta de una emotividad tangible en los espectadores luego que ven la película. Y aunque no sean de Cuba y desconozcan la realidad cubana, prosigue afirmando que esta ha sido una de sus películas más impúdicas.

El film está inspirado en La novela de mi vida, perteneciente a Leonardo Padura, quien también está encargado de la cinta como guionista. Cabe señalar que la realización de las escenas de acción acontecen en una azotea de un edificio de La Habana. Ocasión en que cinco viejos amigos, quienes son unos veteranos realizan una celebración con motivo del retorno de uno de ellos, quien es Amadeo, el cual vuelve a reunirse con sus amigos luego 17 años.

De otro lado, el director de Recursos humanos y Foxfire, continúa según su estilo relatando historias de grupos. Cabe resaltar que en esta oportunidad se contó con la participación de Jorge Perugorria, Isabel Santos, Fernando Hechevarría, Néstor Jiménez y Pedro Julio Díaz Ferrán, quienes son los artífices que gozan de un reconocimiento en Cuba. De los cuales, Cannet pudo apreciar su completa disposición a la producción cinematográfica, así como la voluntad de realizar el film.

También manifiesta Cannet que en un principio la filmación iba a ser un corto, sin embargo, los mismos actores no estaban de acuerdo, en que la historia de bastante tiempo fuera realizada en quince minutos.

Además añade que Padura tuvo un rol determinante en la producción del film, ya que tuvo el tino a pedido de muchos, que estuvieran en escena personajes de la literatura, como Aldo, quien es un alter ego de El flaco, quien es amigo de Mario Conde. E incluso su madre, quien pone el toque filosófico y no tiene reparos en servirles algún aperitivo a los amigos de su hijo.

“Es el universo de Padura lo que está ahí, es La Habana, y habla de una generación perdida“, resume el francés.

Sean PennEl hecho que actores como Liam Neeson, quien a sus 62 años, todavía mantiene sus destrezas como protagonista en films de acción. Eso no significa que todos tengan esa capacidad y esas fuerzas para continuar brillando en la pantalla grande.

No obstante, todo lo contrario le sucedió a Sean Penn, quien a sus 54 años, no pudo lograr una performance idónea y esperada en el film Gunman.

La mencionada película bajo la dirección de Pierre Morel, quien está al mando de todos los detalles del film Venganza, tuvo como resultado un fracaso en por lo menos 2 mil salas de cine. Cayendo toda la responsabilidad en Sean Penn.

Cabe resaltar que dicho film no alcanzó el éxito esperado, y tan solo se recaudó 5 millones de dólares, que está muy debajo de sus expectativas

Estos recientes resultados son un pronóstico, que las películas de acción han perdido su encanto y su adrenalina. Y eso se puede notar incluso en películas como Una noche para sobrevivir, cuyo protagonista es Neeson, y en este caso se llegó a recaudar 11 millones, que es una cantidad todavía muy baja desde el punto de vista del actor británico.

Del mismo modo Neeson protagonizó en el pasado septiembre la película Caminando entre las tumbas. No obstante, en aquella ocasión solo se recaudó la suma de 12,8 millones de dólares. Cantidad que no es la misma de otros éxitos de films de acción.

Y claro que aquellos casos de producciones que han resultado con baja ganancia, no son solo esos. Puesto que otras películas también han pasado por ese resultado de baja recaudación de réditos. Films como La conspiración de noviembre, protagonizado por Pierce Brosnan, quien fungía de agente de la CIA jubilado. E incluso la producción 3 días para matar, protagonizado por Kevin Costner, lanzada en febrero pasado y que también tuvo un resultado de baja ganancia.

Por su parte, como siempre existen excepciones, y tal es el caso de un actor “veterano”, como es Denzel Washingon, cuyo protagonismo en The Equalizer, El protector, tuvo muy buenos resultados.

Además, películas como Kingman, el servicio secreto logró ganancias de 300 millones de dólares a nivel internacional, siendo en dicha película el protagonista Colin Firth, de 54 años, poniéndole todo su talento y destreza, logrando así el éxito que no esperaban.

 

Liam Neeson
Liam Neeson

Liam Neeson quiere dejar el cine de acción

Ante la sorpresa de sus fans, el actor irlandés Liam Neeson, quien fuera el protagonista de una saga de la película Venganza, ha reconocido públicamente que ya no desea incursionar en los films de acción. Sin embargo, se siente halagado que le sigan proponiendo guiones para películas del mencionado género.

Por su parte, el actor de 62 años reconoce que se siente orgulloso de haber alcanzado la fama internacional con películas como Venganza y La lista de Schindler, sin embargo, parece sentir a veces que ya pasó su boga.

De otro lado, se sabe a pesar de la opinión de la reacción de sus seguidores, ya que Neeson arribó al género de acción al lado de Pierre Morel a la edad de 56 años. Y fue en el año 2008, con el trabajo cinematográfico de Venganza, en el que fungía en el rol de un agente secreto, el cual hará hasta lo imposible por rescatar a su hija.

Además Liam Neeson propaló que se retira del cine de acción. Puesto que considera que su protagonismo en películas de dicho género, y habiendo participado en un proyecto especial, le exigía toda su concentración. Y que en consecuencia le valió la presentación de dos películas más.

Entre los films en que participó destacan: Los próximos tres días, Sin identidad, Non-Stop, Caminando entre las tumbas y Una noche para sobrevivir.

De tal modo, como se ha podido apreciar son numerosos los films en que ha sido protagonista. Y ha declarado en The Guardian que ya no quiere vivir dando puñetazos violentos.

También reveló Neeson que se siente satisfecho por haber alcanzado el lugar que ocupa en la lista de Hollywood, con películas como la Venganza. Es gracias a producciones como esa mencionada que ahora los productores de films de acción lo ven con una cosmovisión distinta.

Además como ya mencioné, le siguen llegando guiones, lo cual lo hace sentir todavía vigente, y se siente halagado. Sin embargo, considera que ya no está en su mejor momento y que todo es taxativo.

Los últimos rumores acerca de Neeson es que está predispuesto a ejecutar el rodaje de la cuarta parte del film Venganza, sin embargo, podría pasar algo para que se suspenda el proyecto, por lo que la realización del film podría peligrar.

Por tanto, solo queda esperar a que se lance la cuarta entrega y que se pueda visualizar en las salas de cine de España y demás países.

astro-boy-peliculaUna cohesión en el mundo del cine está pasando, ya que la productora australiana Animal Logic ha formado una sinergia con la empresa Tezuka Productions. De tal modo que adapte una película de acción, basado en el manga Astro Boy, cuya creación es de Osamu Tezuka, quien está catalogado como el padre del manga de nuestros tiempos.

El film, que según informan todavía está en etapa de lucubración, se rumorea que se trataría de una película de acción (lo más real posible), del manga y el cual fue plasmada por Tezuka a partir de la serie de televisión que se transmitía entre los años 1959 y 1960.

Señala el productor de la película Zareh Nalbandian, que la producción cinematográfica será un relanzamiento del célebre personaje Astro Boy, conocido como un superhéroe robot de la actualidad. Además manifiesta su emoción por transformarse en una producción cinematográfica exitosa.

Por su parte, el conocido superhéroe es conocido en Asia como Mighty Atom, el cual es una creación escrita y dibujada por uno de los fundadores del tebeo, como es Osamu Tezuka, que tuvo su apogeo entre los años 1951 y 1968.

Es así que los fans de Astro Boy, los cuales son un tanto “veteranos”, podrán revivir aquellos años de su infancia y adolescencia en que al ver al superhéroe se emocionaban y pasaban momentos en familia viendo al espectacular personaje de la TV.

los_mercenarios_2_14001Tras años de decadencia, Sylvester Stallone resurgió de sus propias cenizas echando mano del baúl de los recuerdos y trayendo de vuelta a dos de los personajes más icónicos de su filmografía: Rocky Balboa, que volvía a enfundarse los guantes de boxeo para subirse a un ring por sexta y última vez; y John Rambo, que se convertía de nuevo en una máquina de matar en una aplaudida cuarta entrega.

Ambas películas funcionaron bastante bien en taquilla teniendo en cuenta sus ajustados presupuestos, y volvieron a poner a Stallone en primera línea de fuego al grito de “sigo vivo y con ganas de dar guerra”.

Pero nuestro estimado Sly sabía que no podría vivir mucho tiempo de las rentas del pasado, así que se sacó de la manga una de las ideas más celebradas de su carrera: reunir en una misma película a viejas (y no tan viejas) glorias del cine de acción de antaño en homenaje a unas estrellas y a un género que en los 80 y 90 vivieron sus años de esplendor.

Así es como nació ‘The Expendables’ (conocida en nuestras tierras como Los Mercenarios), cinta en la que Sly compartía cartel con Jason Statham (uno de los tipos que mejor ha sabido recoger el testigo de aquellos action-men), Jet Li, Dolph Lundgren, Mickey Rourke o Eric Robert; éste último, cómo no, en la piel del villano de turno (y con Gary Daniels entre sus matones).

También reclutó para la ocasión a luchadores de la WWE que ya habían hecho sus pinitos en esto del cine, como Randy Couture o Steve Austin; y a Terry Crews, un gigantón exjugador de fútbol metido actor. Y como guinda del pastel nos obsequió con la breve presencia de Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger.

Pero siendo justos, ‘Los Mercenarios’ hubiera pasado sin pena ni gloria (o directa al videoclub) de no ser por su elenco protagonista. Pero es que ver reunidos en una misma película a los héroes de nuestra infancia no tenía precio, y ‘Los Mercenarios’ gustó sobre todo a quién tenía que gustar, es decir, a los nostálgicos sedientos de acción macarra.

El momento que compartían Sly, Willis y Schwarzenegger resultaba antológico no por lo que ocurría en él sino por lo que significaba. No obstante, sabía a poco, por lo que quedaba claro que estos “prescindibles” aún podían dar mucho más juego en pantalla. Eso y los más de 250 millones recaudados hicieron que el filme se ganara una secuela. ¡Y vaya secuela!

En esta ocasión, lo que mueve a nuestros protagonistas no es otra cosa que la sed de venganza. El Sr. Iglesia (Bruce Willis) les encarga un trabajo en apariencia sencillo, pero el plan se tuerce y uno de los miembros del grupo es brutalmente asesinado por un despiadado mercenario llamado Vilain (Jean-Claude Van Damme). Decididos a vengarse por el compañero caído, Barney Ross (Sylvester Stallone) y el resto de mercenarios perseguirán al enemigo sembrando a su paso el caos y la destrucción entre sus filas hasta que no quede ninguno en pie.

Han tenido que pasar muchos (demasiados) años para reunir a estos iconos del cine de acción, pero la espera ha merecido la pena. Ahora bien, la primera entrega no era más que un preludio de lo que íbamos a presenciar aquí.

Al igual que en aquella, esta segunda parte comienza con Ross y cía enfrascados en medio de una misión. Y siguiendo una máxima no escrita para las “secuelas” que estipula que éstas deben ser más grandes y más espectaculares, esta apertura logra dejar en pañales a la de su predecesora.

Subidos a unos camiones personalizados para la ocasión (con ingeniosas frases intimidatorias decorando la carrocería), el grupito de Ross arrasa con todo aquél que se encuentra a su paso. Primer aviso de que Los Mercenarios 2 apunta alto en la escala de testosterona y salvajismo, con cuerpos hecho trizas a balazos, secuencias fantasmonas a las que no hay que darles muchas vueltas y explosiones a tutiplén.

Estos primeros minutos nos permiten apreciar una mejora sustancial con respecto a la dirección, asumida esta vez por Simon West en sustitución de un Stallone (quién ha preferido quedarse al margen para centrarse exclusivamente en el liderazgo del reparto y la co-escritura del guión). Y se agradece, ya que si de algo pecaba éste, era de mover la cámara en exceso, algo más propio del cine de acción actual que no del que se pretendía homenajear.

West no es que sea una estatua, pero sabe dónde hay que meter movimiento y dónde no, y su comprensión del espacio a la hora de concebir las secuencias es mucho más concienzuda. Y es que la experiencia es un grado, y aunque se haya cascado algún que otro truño en el pasado (Tomb Raider, Cuando llama un extraño), es un tipo que conoce el género y sabe lo que se hace.

A un paso de convertirse en otro Andrew Davis o Jan De Bont, West ha sabido reconducir su carrera con The Mechanic, y en The Expendables 2 se reivindica y demuestra que “Con Air” y “La hija del general” no le salieron de chiripa.

Se puede considerar su labor un tanto impersonal, es cierto, pero la eficiencia es importante, y eso sí queda patente. Las escenas de acción son cañeras y, en su mayoría, artesanales, es decir, prescindiendo de efectos digitales, los cuales siguen usándose, muy a mi pesar, en momentos puntuales (siendo éstos bastante cutres) y sobre todo –y ahí está el error- para recrear el cuantioso chorreo de sangre. Y es que lo de llenar a los extras de globitos con sangre falsa ya no se estila, y tanto en este entrega como en la anterior se pasan un poquito con las dosis de hemoglobina digital.

Por lo demás, elaboradas coreografías para las escenas de lucha de especialistas como Jet Li (que por motivos de agenda no pudo permitirse aparecer más minutos), Jason Statham (atención al enfrentamiento múltiple en la iglesia y al duelo en el aeropuerto) y Scott Adkins, éste último bastante desaprovechado como mano derecha del villano encarnado por Van Damme. Un villano, esta vez, mucho más físico, lo que propicia un ansiado enfrentamiento final entre protagonista y antagonista, es decir, entre él y Stallone.

Pese a que no tiene muchos momentos para su lucimiento (lo cual es una lástima), el belga asume con un buen punto canalla su condición de malote, registro pocas veces frecuentado en su filmografía. Y aunque se eche de menos su clásica “apertura de piernas” (la edad no perdona…), demuestra que aún puede soltar buenos mamporros y pegar sus patadas voladoras, cosa que no hace Chuck Norris, demasiado mayor para estos trotes.

La aparición estelar de Norris, a cámara lenta y con musiquita de Ennio Morricone de fondo (todo un puntazo) no podría estar más metida con calzador, pero a estas alturas de la función poco importa. Amén de glorioso, dicho momento es una buena muestra del grandísimo tono autoparódico del que hace gala la película.

Porque Los Mercenarios 2 es muy consciente de lo que es, de quiénes participan en ella y a qué público va dirigida, por lo que el cachondeo y la parodia (auto)referencial son constantes y, sin duda, uno de sus mayores aciertos.

Los guiños a la filmografía de sus intérpretes (e incluso alusiones a la formación académica de uno de ellos) nos sacan siempre una extensa sonrisa, cuando no directamente una carcajada. La leyenda de Chuck Norris ha trascendido al ámbito cinematográfico, y eso queda patente en el cachondísimo diálogo que mantiene éste con Sly. Norris se ríe de sí mismo, y le damos las gracias por ello. Pero la mofa (de buen rollo) con el resto tampoco se queda atrás.

La película nos obsequia también con aquello que ansiábamos ver desde la primera película: a Stallone, Willis y Schwarzenegger uniendo fuerzas y aniquilando al enemigo codo con codo. Una secuencia cumbre y épica en la que tampoco faltan las dosis de humor y violencia exigidas.

Pero Sly y Statham son los que siguen llevando la voz cantante, mientras que el resto se queda en un segundo plano. Couture y Crews los más damnificados, dado su escaso caché en comparación con sus compañeros de reparto. Y a título personal, Lundgren sigue siendo mi favorito, aunque aquí no parece estar tan pasado de rosca.

Y entre tanto mamotreto musculado también hay lugar para una fémina (Nan Yu), quién tampoco se queda corta a la hora de repartir estopa.

Siendo la venganza el desencadenante de la trama, el guión también ofrece sus -algo asépticas- pinceladas dramáticas, asumidas siempre por Sly, quién no duda en marcarse un discurso reflexivo (un tanto risible, todo sea dicho) en medio del funeral del compañero caído o entablar “profundas” conversaciones con algún miembro del equipo en esos momentos de descanso entre masacre y masacre. Muy en la línea de cierta charla que mantenía su personaje con el de Mickey Rourke en la primera entrega.

Pero no nos vamos a engañar. La acción y el cachondeo es lo que manda en esta película, y en ese sentido “Los Mercenarios 2 “es una gozada de principio a fin. Un despiporre de hiperbólica, salvaje y descerebrada acción que hará las delicias de todos los que crecimos con esta trupe de “dinosaurios” del género.

Dos horas de diversión en las que no faltan los chascarrillos y las frases lapidarias de toda la vida. Una cinta de acción que huele a sudor y napalm por todas partes.

  • Vía Poster | elseptimoarte.net

TBDC – Tu Blog de Cine | Noticias y Criticas de Cine

Bueno, en realidad sería la segunda película para este extraterrestre gordinflón del planeta Melmac, que responde al nombre de Gordon Shumway pero apodado ALF (’Alien Life Form’, del inglés ‘Forma de vida Extraterrestre’), de pelaje anaranjado, y que tiene un hocico lleno de curvas, lunares faciales, nueve estómagos y le gusta comer gatos.

Alf ya protagonizó una serie hit en USA que se emitió originalmente por la NBC entre el 22 de septiembre de 1987 y 24 de marzo de 1990, parodiando el filme de ‘E.T.: el extraterrestre’ de Steven Spielberg, con 102 episodios y que culminó con una película, ‘Proyecto: ALF’, que contaba el desenlace de la historia del personaje.

Pues bien, Sony Animation ha adquirido los derechos de dicho personaje, que celebró su 25 aniversario el año pasado, para hacer con él una película que fusionará la acción real con el CGI.

Produce Jordan Kerner, quien previamente ha adaptado para el Estudio a Los Pitufos, junto al actor que le dio a ALF la voz original, Paul Fusco (y que se espera que se la vuelva a dar) y el creador de la serie Tom Patchett.

¿Funcionará esta peli?. Como dice siempre ALF: no hay problema. Seguro que sí, tiene el nicho de los ochenteros nostálgicos, ahora papás, que llevarán al cine a sus criaturicas.

  • Vía | THR

TBDC – Tu Blog de Cine | Noticias y Criticas de Cine

La franquicia de ‘Jungla de Cristal’ se ha caracterizado por estar cargada de ese toque de humor socarrón servido por el incombustible John McClane a.k.a. Bruce Willis. Pero ‘A Good Day to Die Hard’ será más seria.

Lo ha dicho su director John Moore, un recién llegado a la saga, que asegura que va llevar a ese humor a un nivel mínimo. Cuenta en una reciente entrevista para Empire que el filme tendrá un par de grandes gags y un par de ‘McClanismos’ como guiño a los fans, pero nada más.

Asegura que no han querido hacer más de lo mismo, no se tratará de un tío idiota torpe en Moscú haciendo bromas del tipo ‘Estados Unidos ganó la Guerra Fría’ y demás.

Considera que con la que nos está cayendo mundialmente, la gente no está de humor para aguantar gilipolleces (textual) de tal calibre. Lo que esperan es algo inteligente, y van a poner el listón más alto.

De hecho, dice Moore que la película tendrá una escala global, el ámbito de actuación va desde Nueva York a la capital de Rusia, en un plano muy muy internacional, y que no escatiman en la acción:

Hay una persecución en coche a través de Moscú que nos está llevando ya 78 días para rodarla.

Venga, vale, cine de acción de altura. Seguiremos enganchando entonces a la saga.

TBDC – Tu Blog de Cine | Noticias y Criticas de Cine

Síguenos

8,785FansLike
5Seguidores+1
2FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies