InicioDrama‘El legado de Bourne’, crítica: pues eso, el legado de Bourne

‘El legado de Bourne’, crítica: pues eso, el legado de Bourne

Decir ahora que la saga Bourne es una de las mejores de la Historia del Cine es reiterar algo mil veces dicho.

La existencia de ‘El legado de Bourne’ no cambia esta rotunda declaración, más que nada porque cuando lleguéis a sus créditos finales no consideraréis que ésta sea una película que pertenezca a aquella saga.

Y esa consideración tendrá una connotación positiva o negativa dependiendo del nivel fan que tengáis respecto a la trilogía de Damon, Greengrass y compañía.

Si vuestro corazón cinéfilo late sin ataduras, veréis en este filme de Tony Gilroy un buen entretenimiento veraniego, una cinta que te mantiene en constante atención mientras que el diálogo apabulla a la acción, y que brochea el metraje tirando de minutos adrenalíticos de esa acción (no exentos de algunos momentos algo erráticos), con algunas escenas vibrantes y de nudo en la garganta.

Nada nuevo, pero sí perfecto para pasar dos horas agradablemente volátiles en un lugar cómodo y fresquito. Plan estival ideal.

Sin embargo, si el pack de la trilogía Bourne en Blu-ray ocupa un espacio insustituible en tu colección de cine casero, no veréis aquí más que una copia, quizás menor, del original.

En este sentido, el planteamiento para integrar a la película en la saga, en una especie de spin-off que se desarrolla paralelo en tiempo real a lo que acontecía en la última entrega de la susodicha trilogía, es muy interesante, de lo mejor de la cinta, pero a la vez es lo que más le impide a este filme volar libre y sin comparaciones.

Por situarnos, y tirando de descripción sinóptica, en la tercera entrega de la franquicia el amigo Jason se las apañaba para intentar destapar el programa de inteligencia ‘Treadstone’ con los resultados que ya conocemos al dedillo. Lo que se plantea aquí, rescatando incluso escenas de esa última secuela, es que aquel no era el único programa, que había varios más, y que ‘Treadstone’, bajo el control de la CIA, era sólo de los primeros.

Es decir, que la película se encarga de recordarnos permanentemente que mientras que Bourne está intentando encajar las últimas piezas de ese pasado que él aún intenta recuperar, hay otros programas cuya pervivencia está en peligro, uno de ellos el ‘Outcome’, controlado por el Departamento de Defensa, y al que pertenece el prota de esta peli, Aaron Cross.

En este caso los agentes del ‘Outcome’ no han sido diseñados para asesinar, sino para para funcionar en solitario en misiones altamente arriesgadas de larga duración, en un avance significativo sobre el estudio del comportamiento humano.

Cross es el número 5 de los 6 agentes que forma ese programa, al que ahora también intentan eliminar para minimizar los efectos del pollo que está formando Jason.

Así que al espectador se le induce de forma constante el ejercicio comparativo entre este otro agente y Bourne, cosa que no debería conllevar ningún inconveniente siempre y cuando este Cross fuera igual de carismático que Jason, pero no lo es. Y uno no sabe si por culpa del guión, escrito por el propio Tony y su hermano Dan, o porque Renner no tiene el tirón de Matt.

Es verdad que Jeremy da la talla en lo de dar leña de la buena, pero a pesar de que esté arropado por ’secundarios’ de lujo como Edward Norton (con un rol encorsetado) y Rachel Weisz (la mitad de las veces en piloto automático), no logra hacernos olvidar a Damon. Al menos a mí no.

Y creo que la clave está en lo que mueve a sus respectivos personajes, amén de que podamos considerar a Renner mejor o peor actor que Matt.

Lo de Bourne era más interesante e intrigante, descubrir quién era él, y hacerlo a la par que el espectador.

Por contra, Cross sabe perfectamente quién es, y  lo suyo es simple y llanamente supervivencia, algo más simple y básico en el manual de historias de acción de Hollywood. Y el ‘coitus interruptus’ que se produce cuando suena el ‘Extreme Ways’, tema también de prestado, no ayuda pensar lo contrario.

Pues eso, que como tituleo, esto es un legado de Bourne, no es el original Bourne. Aunque no doy por mal invertida la pasta veraniega de la entrada.

  • Vía póster | LaButaca.net

TBDC – Tu Blog de Cine | Noticias y Criticas de Cine

Pedro
Pedro
Cotilla de la red, a la última de todas las novedades en revistas, periódicos, blog… Polifacético. Periodista desde hace 7 años y amante de los blogs

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments